Mascarillas exfoliantes en casa

Publicado por MarianaM en

Hoy es un día especial para dedicarnos a nosotros mismos, darnos mimos, resaltar nuestras cualidades y fortalezas y especialmente para amarnos más que nunca. (No importa cuando leas esto, ni cuantas veces lo hagas) y por eso quiero compartir contigos mis mascarillas exfoliantes favoritas en casa.

person in white ceramic bathtub

Por eso, quiero compartir contigo mis mascarillas favoritas que se pueden hacer con ingredientes que encuentras en casa (o en la tienda de la esquina), que te van a dejar con la piel más hermosa de lo que ya la tienes.

Primero que nada, tienes que probar la mascarilla en una pequeña zona de tu cuerpo, por ejemplo, la parte lateral de la muñeca, para comprobar que no generes alergia a ninguno de los componentes de las mascarillas.

Siempre que me hago mascarillas exfoliantes lo primero que hago es lavarme la cara para quitar cualquier residuo de mugre, sudor o maquillaje que tenga.

Las células de la piel se renuevan por si solas, las que cumplen su ciclo de vida salen a la superficie y se van acumulando deteniendo la regeneración de la piel y haciendo que su apariencia sea opaca, sin brillo e incluso envejecida. Sin embargo, la exfoliación en exceso puede ser perjudicial para la piel, por lo que se recomienda hacerlo máximo 2 veces por semana. 

Siempre que voy a realizar una exfoliación en mi cara o cuerpo me gusta abrir los poros de la piel, lo cual se logra por medio del vapor del agua. La manera más fácil de hacerlo es mientras te duchas con agua caliente.

Ahora si, empecemos

Mi mascarilla exfoliante favorita es súper sencilla y tiene un montón de propiedades espectaculares para nuestra piel, se trata de miel con café. La miel es un producto estrella para la piel, pues cuenta con diferentes nutrientes, vitaminas, azucares y propiedades que ayudan evitando el envejecimiento prematuro y las manchas, hidratando de manera profunda. Además es un producto antibacteriano, por lo que si tienes una piel con acné, la miel ayuda a combatir las bacterias que lo forman y ayuda a disminuir la hinchazón y el enrojecimiento.

Este exfoliante lo puedes usar en todo tu cuerpo, déjalo actuar de 5 a 10 minutos y retíralo con agua tibia o si prefieres fría para cerrar los poros. Vas a notar la diferencia inmediata porque además de remover esas células muertas vas a estar hidratando de manera profunda tu piel al mismo tiempo.

Otro exfoliante que te recomiendo es la avena con miel, ya conocemos todas las propiedades de la miel, ahora hablemos un poco de la avena. Esta ayuda a regenerar la piel y aporta muchos nutrientes a la vez que exfolia dejando tu piel suave y brillante.

person holding glass of honey

Recuerda que estas mascarillas exfoliantes las puedes usar en todo tu cuerpo, solo no frotes muy fuerte porque te puedes lastimar.

Espero que intentes esta mini-rutina de amor propio y que te haya gustado, si quieres conocer 9 claves de amor propio, da clic acá. No olvides compartir tu experiencia conmigo. 🙂

También te puede interesar:

Categorías: Amor propio

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *